Artrosis: Conoce su diagnóstico, causas y factores de riesgo después de los 45 años

Artrosis: Conoce su diagnóstico, causas y factores de riesgo después de los 45

La osteoartritis (OA) o artrosis es la enfermedad articular crónica más común y sigue siendo uno de los pocos trastornos crónicos del envejecimiento con pocos tratamientos efectivos, ninguno de los cuales ha demostrado retrasar la progresión de la enfermedad. Puede afectar a articulaciones pequeñas, medianas y grandes, aunque en cuanto a patología dolorosa, la rodilla es la más frecuentemente afectada, seguida de la cadera y mano.

Diagnóstico de la artrosis

El diagnóstico de la artrosis de rodilla con la evidencia científica actual se basa en los siguientes cuatro criterios. Si has ido a donde tu médico o fisio habitual con dolor de rodilla:

 

  1. Tienes más de 45 años
  2. Es un dolor relacionado con la actividad (te duele cuando subes y bajas escaleras cuando subes y bajas rampas)
  3. Puede uno estar asociado a un dolor y rigidez matutino que no dura más de 30 minutos
  4. No hay ninguna historia de traumatismo de golpe que explique una posible patología o explique ese dolor podemos pensar que estamos ante una artrosis de rodilla
artrosis, articulación de la rodilla, artrosis de rodilla, dolor de artrosis

Es una hipótesis probable, pero puede que no sea tu caso. Para saber específicamente si tu caso se trata de artrosis, consulta a tu profesional sanitario de confianza.

 

Esta misma evidencia científica nos dice que la artrosis se maneja con fisio y que este dolor no tiene porque incapacitarte para siempre. 

Qué ocurre en la artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones en la que el cartílago, un tejido suave y flexible que recubre las superficies articulares, se va desgastando de manera gradual. Este desgaste del cartílago está asociado con la pérdida de condrocitos, que son células especializadas encargadas de mantener y reparar el cartílago, así como con cambios en su forma y función. Además, se producen cambios en el hueso que está debajo del cartílago, como la formación de vasos sanguíneos y la presencia de células llamadas osteoblastos y nervios sensoriales.

Los vasos sanguíneos que se forman en la artrosis, conocidos como canales vasculares, tienen la función de facilitar la comunicación bioquímica entre el hueso y el cartílago.

 

Sin embargo, en respuesta a diferentes estímulos, los condrocitos modifican su fenotipo, es decir, su forma y función, y liberan una serie de sustancias, como citocinas, quimiocinas, alarminas y adipocinas, que actúan como factores paracrinos o mensajeros químicos. Estas sustancias contribuyen a la degeneración del cartílago, iniciando un círculo vicioso de ruptura del cartílago y desencadenando un proceso inflamatorio en la articulación afectada.

Este proceso inflamatorio conlleva la producción de células como macrófagos y fibroblastos, que también contribuyen a la degradación del cartílago.

artrosis, fisiología artrosis, qué ocurre con la artrosis

Además, los canales vasculares están asociados con terminaciones nerviosas sensoriales, lo que puede contribuir a la sensación de dolor en las articulaciones afectadas por la artrosis, independientemente del grado de daño estructural de la articulación. La inervación asociada del cartílago articular puede ser un factor importante en la aparición del dolor tibiofemoral en la artrosis, abarcando una amplia gama de grados de enfermedad estructural.

 

Es importante tener en cuenta que la artrosis es una enfermedad compleja y multifactorial, y la comprensión de los procesos biológicos que ocurren en ella puede ayudar a tener una visión más clara de su naturaleza y cómo afecta a las articulaciones.



Factores de riesgo para tener artrosis

Un traumatismo previo en la rodilla aumenta 3,86 veces el riesgo de artrosis de rodilla. La edad avanzada, las mujeres, el sobrepeso y la obesidad, el uso repetitivo, la densidad ósea, y la debilidad muscular juegan un papel importante en el desarrollo de la artrosis de rodilla. Tambien la actividad laboral (trabajos activos como albañilería, jardinería), la actividad deportiva muy intensa y alteraciones de la alineación articular.

 

Hay algunas enfermedades que pueden estar asociadas, ocomo la diabetes, acromegalia, hipotiroidisimo, hiperparatiroidismo y hemocromatosis.

mujer, edad avanzada, sobrepeso, diabetes, hipertiroidismo, artrosis

En el siguiente blog explicaremos qué se puede hacer en caso de que se tenga artrosis. Os recomendamos que acudáis a vuestro profesional sanitario de confianza.

 

En Gurea podemos ayudaros si fuese preciso. Podéis encontrar toda la información necesaria para contactar con nosotr@s y conocer nuestros servicios en nuestra página web.

Enlaces de interés sobre la artrosis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *