Masaje perineal, fisioterapia, suelo pélvico, embarazo, preparto

Masaje Perineal, ¿qué, para qué y cuándo?

¿Qué es el Masaje Perineal y para qué sirve?

Es una técnica que se utiliza principalmente durante el embarazo, con el objetivo de elastificar o flexibilizar los tejidos. En si, lo que pretendemos es dar a esos tejidos información de la dirección de las fuerzas que se van a ejercer sobre ellos en el momento del parto.

 

A parte del embarazo, también se puede utilizar como una herramienta de autoconocimiento de la zona genital o perineal, así como en el tratamiento de patologías como el vaginismo, entre otros.

 

Si quieres saber más sobre suelo pélvico, te recomiendo la siguiente lectura sobre Fisioterpia y suelo pélvico.

Masaje perineal, fisioterapia, suelo pélvico, embarazo

Para aquellos que prefieren contenido visual, también hemos creado un video informativo que aborda todos los aspectos importantes de esta técnica. En el video encontrarás cómo realizar correctamente el masaje perineal, sus beneficios durante el embarazo y el parto, así como algunos consejos útiles. Ya sea que prefieras leer nuestro blog o ver el video, estamos seguros de que encontrarás información valiosa y práctica sobre el masaje perineal. ¡Disfruta aprendiendo!

Evidencia científica sobre el uso y los efectos del masaje perineal

Respecto a su empleo durante el embarazo, ¿qué nos dice la evidencia científica actual? Pues la evidencia científica disponible en la actualidad nos habla de diferentes beneficios del masaje perineal en el preparto, siendo el de mayor evidencia su asociación a una reducción del riesgo del trauma perineal y de complicaciones en el postparto.

 

¿Qué significa esto? Significa, por un lado, que con el masaje perineal conseguimos reducir el riesgo de desgarros (sobretodo de 3er y 4º grados) y episiotomías, aunque en este último caso no debemos olvidar que se realizará si existe sufrimiento fetal, es decir, es una decisión médica. Recalco que, REDUCE el riesgo, considerablemente además, pero NO garantiza que el desgarro no vaya a ocurrir. Por otro lado, como mencionaba, conseguimos reducir las complicaciones postparto, principalmente reduce el dolor perineal tras el parto, y favorece las condiciones para una buena recuperación de los tejidos.



¿Cuándo debo comenzar a hacer el masaje perineal?

Se recomienda comenzar con el masaje perineal a partir de la semana 32 de embarazo y lo realizaremos a diario, a no ser que tu fisioterapeuta o matrona te haya dado otra indicación. 

Al principio puede que notes cierta tirantez o tensión, ya que no se trata de un masaje placentero; no tiene por qué doler, pero puede resultar incómodo. A medida que pasen los días, notarás menos tensión en la zona, percibirás todo más «blandito», cuando comencemos con esas sensaciones y queden pocos días para la fecha estimada de parto dejaremos de aplicar el masaje perineal.

¿Cómo hago el masaje perineal?

Masaje perineal, embarazo, preparto, fisioterapia, suelo pélvico,

Lo podemos dividir en dos partes, una externa (por la vulva y alrededor del ano) y otra interna (en la entrada de la vagina). La zona que va a recibir mayor tensión en el momento del parto es la comprendida entre vagina y ano, por lo que todos los trazos que hagamos pasarán por ella. Para la fase interna no alcanzaremos mucha profundidad, una falange o falange y media, dependiendo de las características de la persona que lo recibe y de la que lo hace; ya que lo puede realizar una misma o su pareja o persona de confianza.

 

Buscaremos una postura cómoda, en la que las piernas estén relajadas, por ejemplo, semi recostada en la cama con las piernas flexionadas, o sentada en el WC o en el bidet.

Es muy importante que nos lavemos bien las manos, con agua y jabón es suficiente, lo haremos antes de empezar, al terminar, y cuando vayamos a pasar de la fase externa del masaje a la interna, dado que vamos a pasar los dedos repetidamente cerca del ano y no queremos introducir bacterias en la vagina. Si preferimos utilizar guantes, nos cambiaremos de guantes para pasar de la fase externa a la interna.

Para lubricar, podemos utilizar algún aceite natural o un lubricante de base acuosa, en poca cantidad.

Contraindicaciones del masaje perineal

  • En presencia de cualquier tipo de infección
  • En presencia de varices vulvares
  • En el momento del parto

Referencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *